Estamos observando un crecimiento de marcas de cosmética natural que incorporan el cannabis en sus productos, pero también es cierto que hay aún muchas dudas al respecto de los ingredientes y la legalidad en su uso.

Hemos realizado una investigación de la situación y te contamos lo que hemos descubierto.

De lo que no cabe duda es que el cáñamo, “hemp” en inglés es una tendencia que quiere consolidarse en el sector cosmético, tanto tradicional, como natural y bio.

Para conocer los inicios de esta corriente tendríamos que remontarnos 20 años atrás, cuando The Body Shop lanza su primera línea de productos con HEMP. En aquellos momentos ya tuvo problemas legales en Francia por las asociaciones a la planta del cáñamo, pero los potentes beneficios de la misma tuvieron más fuerza y la línea continuó.


Cáñamo y Marihuana no son lo mismo

En primer lugar, cabe diferenciar que cáñamo y marihuana no son lo mismo, puesto que proceden de subespecies diferentes de la planta Cannabis sativa. 

El cáñamo procede de la cannabis sativa sativa, que no presenta efectos psicotrópicosy la marihuana de la cannabis sativa índica, principalmente, que sí presenta un alto contenido en TCH (tetrahidrocannabinol) la molécula que tiene actividad psicoactiva, a diferencia de la molécula CBD (cannabidiol) que, si bien presenta beneficios terapéuticos, no es pisotrópica. 

Además, la variedad cáñamo es la que contiene mayor número de cannabinoides CBD (cannabidiol) y menor en THC (tetrahidrocannabinol). 

Por eso el CBD es la molécula que se utiliza en la fabricación de cosmética.


El cáñamo es una planta sostenible

El cultivo de Cannabis sativa en la Unión Europea está permitido legalmente si no se sobrepasa la concentración de THC en un 0,2%.

El cáñamo se cultiva principalmente con fines industriales, para la obtención de semillas y fibras. Esto no es una novedad, esta planta se utiliza desde hace siglos por ser muy aprovechable: de las semillas se extrae el aceite de cáñamo y con el tallo se hacen fibras para aplicaciones textiles.

La cannabis sativa es además una planta de cultivo sostenible por muchas razones: es de rápido crecimiento con un bajo consumo de agua, allá donde crece revitaliza el suelo y se puede cortar cada año. En estos momentos donde el planteamiento de la sostenibilidad es un factor imprescindible a la hora de tomar una elección, esta planta tiene muchos números para ser elegida.

El cannabidiol o CBD usado en cosmética natural

Como comentábamos antes, el principio activo que se utiliza en cosmética natural es el CBD (cannabidiol) puesto que, además de teener muchas propiedades beneficiosas, no tiene efecto psicotrópico.

El CBD se obtiene de los tricomas o «pelos vegetales» de la cannabis sativa, y se utiliza incluso para combatir el dolor y la ansiedad por el gran impacto que tienen sobre el sistema nervioso. El organismo humano tiene receptores cannabinoides ubicados en diversos lugares, como el cerebro y la piel, por donde penetra y proporciona resultados muy efectivos con el uso de pequeñas cantidades. Los principales beneficios terapéuticos son anti-inflamatorios, calmantes, relajantes y nutritivos.

El aceite de cañamo y el CBD (cannabidiol) no son lo mismo

Y aquí viene el meollo de la cuestión sobre el uso del cáñamo o cannabis sativa aplicado a la cosmética tradicional y/o natural.

Como la investigación realizada hasta el momento presentaba aún dudas, nos fuimos a entrevistar a alguien que sabe mucho de este tema en España: Javier Álvarez, CEO del laboratorio Alviolor y creador de la marca de cosmética bio Alvinatur. 

Javier nos ha desvelado la principal confusión que existe en estos momentos sobre la cosmética con cáñamo y es que el aceite de cáñamo procede de las semillas y el CBD de los tricomas de la planta y lo más importante: son ingredientes INCI diferentes y sus beneficios no tienen nada que ver.

l aceite de cáñamo, como muchos otros aceites vegetales, es la base de la utilización en cosmética natural y tiene muchas propiedades.  Ayuda a  mantener la dermis hidratada por su gran contenido en ácidos grasos (incluso más que el aguacate y el coco, tan de moda hoy), así como omega 3 y 6. Posee, asimismo, un efecto regulador de la producción sebácea y es un gran antioxidante, rico también en vitamina E. 

Pero los efectos terapéuticos reales anti-inflamatorios, calmantes, nutrientes y relajantes los proporciona únicamente el CBD (cannabidiol).

Aquí estriba la gran confusión, y es que el aceite de cáñamo proveniente de las semillas de la planta cannabis sativa no tiene nada que ver con la molécula CBD (cannabidiol) procedente de los tricomas de la planta. Son ingredientes INCI diferentes. A título aclaratorio, por si no has oído esta palabra antes, como era mi caso, los «tricomas» o pelos vegetales son apéndices de la epidermis de la planta con variadas funciones, como la absorción de agua, la regulación de la temperatura o la protección contra agentes externos.

Alvinatur es la única marca de cosmética natural y bio en todo el territorio español (hasta la fecha) que contiene en su INCI el aceite de cáñamo como base y el CBD (cannabidiol) con su efecto terapéutico. Alvinatur está certificada con el standard Bio Vida Sana avalado por BioInspecta (certificadora suiza) .

Alvinatur exporta a centroeuropa desde hace años pero aún no es muy conocida en territorio español. Tiene una amplia gama de productos cosméticos con CBD, entre los cuales destacamos el serum facial.

Consumo de CBD aplicado en cosmética a nivel mundial

Si bien en Europa y EEUU este tipo de cosmética ya ha penetrado el mercado y sigue en crecimiento, en España vamos a la cola en su consumo. 

Observamos que muchas marcas de cosmética tradicional han incorporado en sus líneas el aceite de cáñamo, pero no el CBD.

Esperamos que este breve artículo sirva para clarificar esta diferencia, de la que muchos ahora quieren beneficiarse aprovechando la tendencia de la cosmética con cannabis.

A  nivel mundial, las cifras son de crecimiento y según un reciente informe de Grand View Research, Inc. se prevé que el mercado de cosmética con CBD llegue a los 1.700 millones de dólares en 2025. 

En cuanto al target, según el laboratorio francés Lessonia, es un público unisex, urbanita y joven el que presenta más interés por la cosmética con CBD (cannabidiol).

Target del consumidor de cosmética con CBD (cannabidiol). Fuente: laboratorios Lessonia (Francia).

Entonces ¿el uso del CBD en cosmética es legal?

Pues sí, “El CBD no es legal para uso alimentario en España, pero sí en cosmética” nos aclara Javier Álvarez.

En Europa, este factor depende de cada país, pero también es cierto que existe un cierto vacío legal al respecto en España de los productos derivados del cannabis para uso cosmético, por las diferentes interpretaciones que se realizan de la legislación actual. Por este motivo se recomienda asesorarse con un profesional antes de lanzar una línea de cosmética natural con cannabis y CBD (cannabidiol).

Fruto de las grandes posibilidades que ofrece el CBD y del interés que ha despertado en nuestro país, llega al mercado una nueva plataforma tecnológica de la que, sin duda, vas a oír hablar si te interesa el sector del cannabidiol. Estamos hablando de HANNAPY

NACE Hannapy, el mayor marketplace de CBD en Español

Sí, como lo oyes, Hannapy es una nueva plataforma donde marcas y productores de cannabidiol conectan con los clientes directamente.

Hannapy nace con la misión de educar y ayudar a los usuarios a descubrir y conocer a fondo todo sobre el cannabidiol o CBD, que está experimentando un gran crecimiento en estos momentos en el mercado español. Esta nueva plataforma es, sin duda, el punto de encuentro para amantes y usuarios del CBD en España.

Ofrece un catálogo de más de 1000 productos de cannabidiol, presentados en diferentes formatos y con diversas concentraciones. Es importante entender, a la hora de comprar productos con CBD, cuál es la concentración necesaria de cannabidiol para que se cumpla la funcionalidad deseada. Los rangos de concentración van desde el 1% al 40%.

En Hannapy podrás encontrar los formatos más habituales entre los que se encuentran productos de cosmética y parafarmaciaextractos de CBD oilpresentados en gotas o cristaleslíquidos vapeadores y cogollos de CBD.

A la hora de comprar productos de CBD es importante que entendamos la concentración de cannabidiol necesaria para cumplir la función que buscamos. Podemos encontrar rangos de concentración desde 1% hasta 40%, siendo estos últimos los indicados para el alivio de dolencias y afecciones más importantes

Esta nueva plataforma tecnológica ofrece gran facilidad para la comparativa de toda la oferta actualizada de productos y precios de CBD en un único lugar.

Hannapy es útil tanto si eres un usuario en búsqueda de información real y de valor sobre productos con CBD, como si eres una marca o una tienda que ofrece productos con cannabidiol y quieres aparecer en la plataforma para que tu cliente potencial te encuentre con mayor facilidad.

Pero es que además, Hannapy ofrece guías de compra, con recomendaciones para usuarios que tienen dudas, por eso es mucho más que un Marketplace al uso.

Los fundadores de Hannapy son personas amantes del campo y la agricultura sostenible y ecológica, con más de 12 años de experiencia ayudando a desarrollar explotaciones cannábicas a lo largo y ancho del territorio nacional. Así que si tienes en mente este tipo de proyecto, te puede interesar contactarlos.

Por todos estos motivos, Hannaby nos ha parecido una marca muy interesante y queremos compartirla contigo. ¿Habías oído hablar de ella?

Greenysocial

Y, por supuesto, si este artículo te ha parecido interesante, coméntalo y compártelo y si quieres lanzar una línea de cosmética natural con CBD, contáctanos y te ayudaremos a comunicarla y comercializarla!

Fuentes:

https://www.grandviewresearch.com/press-release/global-cbd-skin-care-market
https://es.wikipedia.org/wiki/Convenci%C3%B3n_%C3%9Anica_sobre_Estupefacientes

http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/noticias_y_actualizaciones/noticias/2019/caniamo.htm

Reglamento (UE) 2015/2283 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre de 2015, 

El EMCDDA tiene por objeto facilitar un conocimiento más fundamentado de los aspectos que son importantes para desarrollar mejores políticas y acciones relacionadas con las drogas en toda Europa. En una nueva serie de informes, fijamos
nuestra atención en el cannabis, una sustancia con una larga historia de uso que ha surgido recientemente como un tema conflictivo y problemático en los debates de políticas sobre drogas a escala europea e internacional.
El cannabis es la droga ilegal más consumida en Europa. También es la droga acerca de la cual están más polarizadas tanto las opiniones públicas como el debate político. El interés en este campo está creciendo con rapidez, impulsado por ciertos avances internacionales bastante drásticos en las formas en que algunos países y jurisdicciones están regulando esta sustancia. En el caso de Europa, esto significa que las preguntas sobre lo que constituye una respuesta adecuada de la política al
cannabis se han convertido en un tema importante y de actualidad.
En respuesta, el EMCDDA está elaborando una serie de artículos que tratan de explorar, de forma objetiva y neutra, algunos de los complejos problemas existentes en este campo. Publicaremos una serie de informes, cada uno de los cuales abordará un aspecto diferente de este campo dinámico y complejo de la política.
Nuestro objetivo en esta serie es ofrecer una visión general de la evidencia científica y la práctica actual para aquellas personas interesadas en este campo, ofrecer información para el debate y no recomendar ninguna perspectiva política concreta.
En este informe examinamos las pruebas y la práctica en relación con la aprobación del uso de cannabis o medicamentos a base de cannabis con fines terapéuticos.
Este tema tiene un interés creciente, no solo porque varios países europeos están desarrollando políticas en esta materia, sino también porque el marco internacional puede cambiar tras la reciente revisión del cannabis por el Comité de Expertos en
Farmacodependencia de la OMS.

Fuente:

https://www.emcdda.europa.eu/system/files/publications/10171/20185584_TD0618186ESN_PDF.pdf

El cáñamo ha sido una fuente importante de alimentos, fibras y medicamentos durante miles de años en el Viejo Mundo. Los documentos más antiguos existentes que describen el uso de las semillas de cáñamo como alimentos y como medicina son procedentes de China. Hay una buena evidencia de que el cáñamo se empezó a usar como fuente de fibra y como medicamento en toda la Cuenca del Mediterráneo, desde levante (Egipto) hasta poniente (Marruecos), varios siglos antes de Cristo (AC).

A mediados del siglo XX, el Cannabis (cáñamo incluido) quedó sometido a un estricto sistema de fiscalización internacional, al quedar comprendido entre las sustancias estupefacientes contempladas en la Convención Única de Naciones Unidas de 1961, piedra angular del régimen prohibicionista aún vigente hoy en día. Como consecuencia de lo anterior, el cultivo del Cannabis pasó a estar virtualmente prohibido, a excepción hecha del cultivo para fines científicos y del cultivo de ciertas variedades con una baja concentración de principio activo estupefaciente, cuyo uso puede permitirse para fines estrictamente industriales, tales como la producción de fibras y semillas. Las variedades de cáñamo industrial en Europa tienen niveles inferiores a 0.2 % de THC (Delta-9-tetrahidrocannabinol).

Tabla 1. Composición nutricional típica de varios productos de semillas de cáñamo.
Fuente: Callaway and Pate, 2009.

Semillas de cáñamo como fuente alimenticia altamente nutritiva

Las semillas de cáñamo y sus derivados (como el aceite, la harina, etc) debido a sus propiedades nutritivas, su contenido en ácidos grasos, vitaminas, proteínas y minerales, se recomienda considerarlos como fundamentales para la dieta humana (ver tabla 1 y 2).

Las semillas de cáñamo tienen un sabor característico a nuez y son, de hecho, actualmente incorporados en muchos preparados alimenticios tales como pan, pasteles, galletas, leches vegetales, helados, etc.

Cerca del 50% del mercado global de aceite de cáñamo se concentra en la industria alimenticia y suplementos nutricionales. La otra mitad del comercio mundial se centra en aplicaciones cosméticas (jabones, champús, cremas…) y otros uso industriales (biodiesel, barnices…).

Tabla 2. Valores nutricionales típicos
(mg/100g) de vitaminas y minerales
en semillas de cáñamo.

Composición química

Los ácidos grasos esenciales (EFAs) están bien representados en el aceite de semillas de cáñamo. El ácido inoleico “omega-6” (18:2n-6, LA) está presente aproximadamente un 55% y el omega-3 alfa linolénico (18:3n-3, ALA) se encuentra al 20%. Además, se han encontrado cantidades significativas de sus respectivos productos metabólicos como la presencia de ácido gamma linolénico (18:3n-6, GLA) que oscila entre 1-4%, y el ácido estearidónico (18:4n-3, SDA) que se produce alrededor del 0.5 al 2%. Aunque la mayoría de los aceites vegetales tienen al menos alguno de los EFAs, es inusual que contengan cantidades tan altas de ambos, y también es inusual que se encuentren en una proporción de alrededor 3:1 de omega-6/omega-3, siendo esta relación la recomendad para la ingesta humana (Figura 1).

La composición del aceite que se obtiene a partir de la semilla de cáñamo hace que resulte muy interesante debido a los efectos beneficiosos que tiene para la salud.

Figura 1. Composición de los ácidos grasos de distintos aceites vegetales.

Además, este aceite también contiene tocoferoles, que pueden reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, cáncer y degeneración macular debida a la edad, además de poseer actividad antioxidante, siendo su contenido en fenoles totales mayor que en otros aceites vegetales, como el de girasol o el de soja. Estos tocoferoles son conocidos por ser importantes antioxidantes que tienen un efecto positivo en la estabilidad oxidativa de los aceites. El tocoferol dominante en las semillas de cáñamo es el γ-tocoferol, seguido por el α-, β- y δ-tocoferol, la misma composición en tocoferoles se puede encontrar en el aceite.

Por otro lado, este aceite es rico en ácidos grasos poliinsaturados (PUFAs) y contiene bajas concentraciones de ácidos grasos saturados. Esto último es lo que lo hace realmente interesante desde el punto de vista nutricional, ya que hoy en día la dieta es cada vez más rica en ácidos grasos saturados y se intenta reducir su ingesta, debido a su relación con el incremento del colesterol total y colesterol LDL y, por tanto, con el riesgo de sufrir enfermedades coronarias.

Cabe mencionar que tanto las semillas como los aceites de cáñamo están libres de gluten.

La harina de semillas de cáñamo es una fuente excelente de proteínas fácilmente digerible. En la figura 2 se compara el perfil de aminoácidos de la proteína total en semillas de cáñamo, soja y huevo. Las concentraciones de proteínas varían entre la semilla de cáñamo entera (25%), las semillas de cáñamo descascarilladas (45%), la soja (32%) y el huevo (11%). La figura 1 ilustra los valores individuales de los aminoácidos por 100 g de proteína para proporcionar una comparación directa entre estos productos.

El reciente interés en las proteínas de cáñamo se ha incrementado debido a su contenido excepcional de aminoácidos que contienen Azufre, es decir, metionina y cisteína y su sorprendentemente alta cantidad de arginina. Esto lo convierte en un complemento nutricional ideal para dietas proteicas, para aumentar la masa muscular.

Figura 2. Perfil de aminoácidos de las proteínas de la soja, semillas de cáñamo y clara de huevo. Las abreviaturas son las recomendadas por la IUPAC. Fuente: Callaway and Pate, 2009.

Importancia de los ácidos grasos en la salud

La elevada concentración en PUFAs lo convierte en un aceite de especial importancia en la nutrición humana. Así, por ejemplo, se ha demostrado la relación entre los ácidos grasos omega-3 y la disminución de riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, de la proliferación de diferentes tipos de cáncer y su efecto beneficioso en el tratamiento de enfermedades inflamatorias (como puede ser la artritis reumatoide, psoriasis o la enfermedad de Crohn).

La presencia de GLA sirve de intermediario para la síntesis de PUFAs de cadena larga, eicosanoides y endocannabinoides, los cuales juegan un papel muy importante en procesos vitales que van desde el control de la inflamación y el tono muscular hasta la iniciación de las contracciones durante el parto.

En el aceite de semilla de cáñamo esta relación es de 3:1, teniendo una concentración adecuada de omega-3. Las sociedades de nutrición de Alemania, Austria y Suiza recomiendan una relación de 4:1 a 5:1, pero teniendo en cuenta que en las dietas en Europa Occidental la relación actual es de en torno a 10:1 (debido al constante aumento en la ingesta de ácidos grasos omega-6 sobre todo por su inclusión en productos de comida elaborada) el uso del aceite de semilla de cáñamo se acerca al nivel recomendado. Esto resulta de gran importancia, ya que relaciones altas de omega-6 respecto a omega-3 promueven la patogénesis de muchas enfermedades, incluyendo las cardiovasculares, autoinmunes y cáncer, mientras que disminuyendo esta relación (omega-6/omega-3), es decir aumentando los omega-3, se obtienen los efectos beneficiosos para la salud.

Fuente:

https://www.fundacion-canna.es/beneficios-nutricionales-semillas-canamo

Desde hace poco más de dos décadas ha comenzado su aplicación en la construcción en Europa, empezando por Francia. Las técnicas desarrolladas comienzan a valorarse en otros países en el mundo que legalizan variedades industriales de cannabis sativa, con tasas muy bajas de cannabinoides, para apuntarse al desarrollo sostenible: El trabajo con material vegetal, en sustitución a los recursos fósiles.
El sector de la construcción representa el 40% del consumo de energía en el mundo, con un 40% adicional del uso de materias primas (Cisne, 2011). Del mismo modo, la industria de la construcción tiene una importante contribución en las emisiones globales de carbono, que asciende a 57%, es decir, más que todos los demás sectores juntos.
De este 57% el 47% es generado por el uso de los edificios (calefacción, iluminación, aire acondicionado) y el 9% proviene de la fabricación de materiales de construcción.
Desde la revolución industrial la concentración de CO2 en la atmósfera se ha incrementado en un 30%. Con la aplicación de materiales de construcción a base de vegetales y aglomerantes minerales crudos contribuimos a reducir estas cifras.
Estos materiales también tienen una menor demanda energética en su fabricación que aquellos procesados con calor (ladrillos, bloques de hormigón…), pues reducen la contaminación ambiental. Aplicado en la construcción, el cáñamo contribuye a ecuestrar o incluso reducir gases invernaderos durante la vida útil del edificio. Las emisiones de CO2 debido a los materiales, en una casa unifamiliar aislada de nueva construcción, son:

El tallo de cáñamo se compone de fibra y paja, ambos son aptos para la construcción, aunque la paja (cañamiza) es aquella parte
menos aplicada en usos históricos y también industriales actuales y que representa unos dos tercios del volumen del tallo de cáñamo. Por esta razón y por ser el derivado más económico de la planta, me parece de principal interés para la construcción. He
conseguido aplicar hasta 100 kg de cáñamo (casi un metro cúbico) por metro cuadrado construido.
Posee unas cualidades excelentes en cuanto a aislamiento térmico, con una conductividad térmica muy baja. Es además libre de nutrientes para parásitos, lo que ahorra tratamientos previos de ningún tipo.
Trabajar con morteros vegetales en la construcción es un reto nuevo que se está estudiando en diversas universidades europeas en cuanto a sus ventajas para el medioambiente y su comportamiento mecánico, térmico y bioclimático. Personalmente estoy estudiando el comportamiento de durabilidad en diversos climas y la interacción de vegetales en el secado, fraguado y comportamiento hídrico de morteros minerales.
El abanico de aplicaciones de morteros de cáñamo va desde prefabricados (bloques y paneles) hasta hormigones y morteros aislantes para toda clase de aplicaciones en obra, como soleras, capas de compresión entreplanta y bajo cubierta y revocos aislantes.
Aparte de morteros existen paneles aislantes de lana de cáñamo, fieltros de cáñamo en función de amortiguadores acústicos, y
granulado prensado para soleras secas.

Fuente:

HTTPS://WWW.ECOCONSTRUCCION.NET/REQUIRE/ARCHIVOS/ARTICULOS/DESCARGA/TGEISV7UQGNGJC0GYS7VSCUXC.PDF

Aparte de los obvios, el cultivo de marihuana conlleva una gran cantidad de ventajas y beneficios para un buen número de industrias. No en vano, los expertos consideran que el cannabis da origen a unos 2.500 productos derivados o procesados. Se estima que los diferentes usos alternativos y aplicaciones industriales de la marihuana mueven cada año en el mundo alrededor de 380 millones de euros. La industria textil es una de las que más se beneficia de los usos alternativos del cannabis. De hecho, los primeros testimonios escritos sobre el uso del cáñamo para la fabricación de ropa tienen más de 4 miles de años.

Cannabis en la industria textil

Capacidad de cultivo intensivo

El rendimiento por hectárea trabajada es una de las grandes ventajas del cannabis para uso textil. En este sentido, una hectárea de cannabis produce alrededor del doble de tejido que una, por ejemplo, de algodón. En este sentido, estamos ante una fibra de cultivo económico y asequible.

Resistencia y durabilidad

Pese a que estamos ante una fibra relativamente ruda al tacto, la fibra textil de cáñamo puede combinarse perfectamente con otras fibras naturales o de tipo sintético (nilon, por ejemplo) de cara a conferir una extraordinaria flexibilidad y resistencia a las prendas. El cultivo de marihuana con finalidad textil permite, pues, contar con una fibra que mejora las condiciones de durabilidad de otras como el mencionado nilon o el algodón. La fibra que se obtiene del cannabis sativa es similar a la del lino, aunque considerablemente más resistente.

Para prendas térmicas y de invierno es una opción más que ventajosa, por su gran capacidad para la conducción del calor.

Gran variedad de aplicaciones

Dentro de la propia industria textil, el cultivo de cannabis ofrece gran cantidad de aplicaciones diferentes. Por ejemplo, la fibra de cannabis se utiliza para la fabricación de lonas de diferentes clases, sacos para distintas industrias, suelas, cordajes, calzado e incluso redes de pesca. En este sentido, como vemos, la resistencia, dureza y consistencia de estas fibras, combinadas con su flexibilidad, permiten que se utilicen tejidos a partir del cáñamo para usos intensivos y especialmente complejos, en los que la tracción es máxima.

En la actualidad el 75% del cultivo de marihuana industrial que tienen lugar en el mundo se desarrolla en Asia.

Otras ventajas

Otras de las ventajas de la marihuana para la industria textil tiene que ver con sus prestaciones como cultivo de rotación, las posibilidades de recuperación del terreno (devuelve a la tierra hasta el 40% de los minerales que consume) o el rápido crecimiento de la planta (3 metros en unos 100 días).

Fuente

https://www.yervaguena.com/secciones/ventajas-del-cannabis-para-la-industria-textil/#Gran_variedad_de_aplicaciones
Logo CeoPharma
Copiright © 2022 Todos los derechos reservados
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram